Menú

¿Qué es Disaster Recovery? Garantizando la continuidad del negocio frente a desastres

RPO y RTO definen la tolerancia a la pérdida de datos y el tiempo de recuperación en la planificación de la continuidad del negocio.
Que es Disaster Recovery

La recuperación ante desastres, conocida como disaster recovery en inglés, es fundamental para garantizar la continuidad del negocio frente a eventos graves. Este plan va más allá de la simple copia de seguridad y se centra en restaurar las funcionalidades necesarias para seguir operando. Existen diferentes métodos y soluciones, como copias de seguridad, centros de contingencia y virtualización adaptadas a cada necesidad en particular. También es importante establecer métricas clave sobre el plan cómo el RPO, RTO, WRT y WTD. Contar con un plan de Disaster Recovery (DRP) ofrece beneficios como la continuidad del negocio y ahorro de costes. La personalización del plan es esencial para adaptarse a las necesidades de cada empresa.

¿Qué es es Disaster Recovery?

El Disaster Recovery es un concepto fundamental en el ámbito tecnológico para garantizar la continuidad del negocio frente a eventos graves que puedan interrumpir el funcionamiento normal de una empresa. Va más allá de una copia de seguridad y se centra en la recuperación de los sistemas, servicios y datos necesarios para que la empresa pueda seguir trabajando.

Objetivo de la recuperación ante desastres

El objetivo principal del Disaster Recovery es minimizar los tiempos de inactividad (downtime) y restaurar rápidamente las funcionalidades clave de la empresa después de un desastre. Esto implica la recuperación de los sistemas, servicios y datos, así como la restauración de las aplicaciones y plataformas necesarias para el funcionamiento de la empresa.

Importancia de contar con un plan de Disaster Recovery

Contar con un plan de Disaster Recovery es de vital importancia para cualquier empresa, ya que permite mitigar los riesgos inherentes a los desastres y asegurar la continuidad del negocio. Sin un plan adecuado, los incidentes graves pueden tener consecuencias económicas catastróficas e incluso llevar al cierre de la empresa.

Un plan de Disaster Recovery no solo se centra en la recuperación de los datos, sino también en la restauración de las funcionalidades necesarias para que la empresa pueda seguir operando. Esto incluye aspectos como la infraestructura de TI, las aplicaciones críticas y los sistemas clave.

Además, un plan de Disaster Recovery debe tener en cuenta indicadores clave como el RPO (punto anterior en el tiempo al que se está dispuesto a volver para recuperar los datos y funcionalidad de la empresa) y RTO (tiempo máximo de suspensión de la actividad de la empresa). Estos indicadores ayudan a establecer objetivos realistas y medibles para la recuperación ante desastres.

¿Disaster Recovery es lo mismo que una copia de seguridad?

Aunque a menudo se confunden, el disaster recovery no es lo mismo que una copia de seguridad tradicional. Si bien ambos tienen como objetivo proteger los datos y sistemas empresariales, existen diferencias clave entre ellos.

Diferencias entre Disaster Recovery y copias de seguridad tradicionales

Una copia de seguridad tradicional se enfoca en realizar una duplicación de los datos, generalmente almacenándolos en un dispositivo externo o en la nube. Su finalidad principal es resguardar la información en caso de pérdida o daño de los sistemas, permitiendo su posterior recuperación.

Por otro lado, el disaster recovery va más allá de la mera copia de seguridad. Si bien también incluye la recuperación de datos, se centra en restaurar las funcionalidades necesarias para que la empresa pueda seguir operando. Es decir, no solo busca recuperar los datos, sino también restablecer la infraestructura y las aplicaciones empresariales.

Funcionalidades adicionales del plan de Disaster Recovery

El plan de Disaster Recovery contempla diferentes funcionalidades que van más allá de una simple copia de seguridad:

  • Restauración de infraestructura: Además de los datos, se restauran los componentes de hardware y software necesarios para el funcionamiento de la empresa.
  • Recuperación de aplicaciones empresariales: Se asegura que las aplicaciones críticas para el negocio estén disponibles y funcionando correctamente tras un desastre.
  • Minimización del tiempo de inactividad: El objetivo es reducir al máximo el tiempo de suspensión de la actividad empresarial MTD (Maximum Tolerable Downtime), permitiendo una pronta recuperación y retorno a la operatividad normal.
  • Protección de sistemas y servicios: Se implementan medidas para garantizar la seguridad y disponibilidad de los sistemas y servicios frente a desastres.

Métodos y soluciones de recuperación ante desastres

En este apartado, exploraremos diferentes métodos y soluciones de recuperación ante desastres en el ámbito tecnológico. Estas estrategias ayudan a garantizar la continuidad del negocio y la rápida recuperación de sistemas, servicios y datos en caso de incidentes graves.

Copias de seguridad

Una de las soluciones más comunes y fundamentales en el disaster recovery plan son las copias de seguridad. Mediante la realización regular de copias de los datos y su almacenamiento seguro, se asegura la disponibilidad de la información en caso de pérdida o daño.

Centros de contingencia y CPD Virtual

Para hacer frente a desastres que afecten a las instalaciones físicas de una empresa, se recurre a los centros de contingencia y la utilización del CPD Virtual. Estos centros actúan como réplicas de los sistemas críticos de la organización, permitiendo la activación rápida de un entorno de trabajo alternativo en caso de contingencia.

Virtualización y automatización de procesos

La virtualización y la automatización de procesos desempeñan un papel clave en la recuperación ante desastres. Mediante la virtualización, se crean entornos virtuales que permiten la rápida restauración de sistemas y aplicaciones. Además, la automatización de procesos agiliza y simplifica la recuperación, reduciendo los tiempos de inactividad.

DRaaS (Disaster Recovery as a Service)

La modalidad de Disaster Recovery as a Service (DRaaS) ofrece una solución completa y externalizada para la recuperación ante desastres. A través de este servicio, una empresa puede contar con un proveedor especializado que se encargue de todo el proceso de recuperación, desde la planificación hasta la ejecución. Esto permite a las organizaciones tener acceso a expertos y recursos avanzados sin la necesidad de mantener su propia infraestructura para el disaster recovery.

Componentes clave del Disaster Recovery Plan

El plan de Disaster Recovery se compone de diferentes elementos que son fundamentales para asegurar la continuidad del negocio frente a posibles desastres. Entre estos componentes, destacan:

RPO (Recovery Point Objective)

El RPO, o Punto de Recuperación Objetivo, es un elemento esencial en la planificación de la continuidad del negocio que establece el punto anterior en el tiempo al que una empresa está dispuesta a volver para recuperar sus datos y funcionalidades en caso de un incidente o desastre. En términos simples, el RPO define cuánta pérdida de datos puede tolerar una organización. Es un indicador crítico, ya que determina cuán actualizados deben estar los datos en caso de un evento adverso.

Por ejemplo, si una empresa tiene un RPO de una hora, significa que está dispuesta a perder como máximo una hora de datos en caso de un incidente. En otras palabras, si ocurre una falla o una interrupción, la organización solo se recuperará hasta el estado de los datos y sistemas tal como estaban una hora antes del evento. Esto implica que cualquier actividad o cambio realizado en ese intervalo se perderá irreversiblemente.

El RPO varía según la naturaleza de los datos y las necesidades del negocio. Las empresas deben evaluar cuidadosamente la importancia de sus datos y los riesgos asociados para determinar el RPO adecuado. Por ejemplo, en el sector financiero, donde la precisión de los datos es crucial, el RPO puede ser extremadamente bajo, mientras que en otros sectores podría ser más flexible.

RTO (Recovery Time Objective)

El RTO, o Tiempo de Recuperación Objetivo, es otro indicador clave en la planificación de la continuidad del negocio. Establece el tiempo máximo que una empresa puede permitirse estar inactiva antes de que se restablezcan sus sistemas y servicios después de un incidente. El RTO se centra en la restauración de la funcionalidad y la continuidad operativa de la organización.

Por ejemplo, si una empresa tiene un RTO de cuatro horas, significa que debe garantizar que todos sus sistemas críticos estén nuevamente en funcionamiento y operativos dentro de las cuatro horas posteriores a un incidente. Este tiempo puede variar según la complejidad de los sistemas, la infraestructura de TI y otros factores, pero se utiliza como un objetivo esencial para minimizar las interrupciones operativas.

Es importante definir el RTO de manera realista y precisa, ya que un RTO demasiado largo puede tener graves consecuencias económicas y dañar la reputación de la empresa. La determinación del RTO implica evaluar cuánto tiempo puede una organización mantenerse sin funcionar antes de que los impactos sean inaceptables, lo que varía según el negocio y sus requisitos.

WRT (Working Recovery Time)

El WRT, o Tiempo de Recuperación en Funcionamiento, es un indicador crucial que establece la cantidad máxima de tiempo tolerable que se necesita para verificar el sistema y/o la integridad de los datos después de que se haya iniciado el proceso de recuperación. En otras palabras, mientras que el RTO se enfoca en el tiempo máximo que una empresa puede permitirse estar inactiva antes de que se restablezcan sus sistemas y servicios, el WRT se concentra en el período necesario para asegurarse de que estos sistemas y datos estén funcionando correctamente y sin errores.

El WRT es esencial para garantizar una recuperación completa y efectiva. Durante este período, se realizan pruebas, verificaciones y ajustes necesarios para asegurarse de que todos los sistemas estén operativos y que los datos recuperados sean precisos y utilizables. Un WRT eficiente es vital para minimizar cualquier interrupción prolongada después de un incidente, evitando así pérdidas adicionales y problemas operativos.

Es importante destacar que el WRT puede variar según la complejidad de los sistemas, la cantidad de datos involucrados y otros factores específicos de la infraestructura tecnológica de la empresa. Por lo tanto, su definición y gestión deben realizarse con cuidado y ser revisados periódicamente para garantizar que cumplan con los objetivos y las necesidades de la organización.

MTD (Maximum Tolerable Downtime)

El MTD, o Tiempo de Inactividad Máximo Tolerable, es una métrica que combina el RTO y el WRT para definir la cantidad total de tiempo que un proceso de negocio puede interrumpirse sin causar consecuencias inaceptables para la organización. En otras palabras, el MTD representa el límite máximo de tiempo durante el cual una empresa puede estar inactiva y aún mantener su funcionamiento sin sufrir daños graves.

Calcular el MTD es esencial para la planificación de la continuidad del negocio, ya que proporciona una comprensión completa de cuánto tiempo se puede tolerar la interrupción antes de que impacte negativamente en los clientes, ingresos, reputación y otros aspectos críticos. El MTD se utiliza como un punto de referencia para diseñar y ajustar estrategias de recuperación y para establecer prioridades en la restauración de sistemas y datos.

Es importante destacar que el MTD no es un valor fijo y puede variar según la importancia de los procesos y sistemas para la organización. Al establecer el MTD, las empresas deben considerar factores como la industria en la que operan, las expectativas de los clientes y las regulaciones aplicables. Además, el MTD debe revisarse periódicamente para asegurarse de que esté alineado con los objetivos cambiantes del negocio y las nuevas amenazas que puedan surgir.

Evaluación de riesgos y análisis de impacto

Antes de desarrollar un DRP, es necesario realizar una evaluación exhaustiva de los posibles riesgos y analizar su impacto potencial en la empresa. Esto permite identificar las vulnerabilidades y las medidas necesarias para mitigar los riesgos. El análisis de impacto permite determinar las consecuencias que los desastres podrían tener en la empresa, tanto a nivel operativo como económico.

Recuperación de sistemas, servicios y datos

El objetivo principal del Disaster Recovery Plan es garantizar la rápida recuperación de los sistemas, servicios y datos cruciales para la operatividad del negocio. Esto implica tener en cuenta diferentes enfoques y metodologías, como la copia de seguridad de datos, la utilización de centros de contingencia y CPD Virtual, la virtualización y automatización de procesos y la implementación de servicios como DRaaS (Disaster Recovery as a Service).

  • La copia de seguridad de datos asegura la disponibilidad de copias actualizadas de la información crítica en caso de pérdida o daño. Es esencial establecer una estrategia de copias de seguridad que respalde los datos de manera regular y segura.
  • Los centros de contingencia y CPD Virtual actúan como respaldo frente a un desastre, permitiendo la activación rápida de réplicas de los sistemas y servicios esenciales en un entorno alternativo.
  • La virtualización y la automatización de procesos facilitan la recuperación ante desastres al agilizar la restauración de sistemas y servicios a través de entornos virtualizados y la ejecución automática de tareas.
  • DRaaS (Disaster Recovery as a Service) ofrece una solución externalizada para la recuperación ante desastres, permitiendo a las empresas acceder a servicios gestionados y especializados en la protección y recuperación de sus sistemas y datos críticos.

Beneficios de contar con un plan de Disaster Recovery

Un DRP ofrece una serie de beneficios clave para las empresas que buscan proteger su negocio ante situaciones adversas. A continuación detallamos algunos de los beneficios más destacados:

Continuidad del negocio ante incidentes graves

Contar con un plan de Disaster Recovery garantiza la continuidad de las operaciones empresariales incluso en caso de desastres. Esto significa que la empresa puede seguir funcionando sin interrupciones significativas, lo que evita la pérdida de productividad y la posible pérdida de clientes y reputación. Tener un plan en marcha permite una rápida recuperación tras un incidente grave, minimizando el impacto en el negocio.

Ahorro de costes y recuperación más rápida

Implementar un plan DRP puede resultar en ahorros significativos a largo plazo. Al contar con una estrategia adecuada para enfrentar posibles desastres, se minimiza la pérdida de datos y la detención de las actividades comerciales. Esto reduce los costes asociados a la recuperación, como la contratación de servicios de emergencia o la pérdida de ingresos debido a la inactividad. Además, al tener un DRP estructurado, se acelera el proceso de recuperación y se restaura rápidamente la funcionalidad completa de la empresa.

Casos de éxito en la implementación de Disaster Recovery

En la actualidad, numerosas empresas han experimentado los beneficios de implementar un plan de Disaster Recovery eficaz. Han logrado enfrentar situaciones de crisis con éxito y mantener su negocio en funcionamiento sin inconvenientes mayores. Estos casos de éxito demuestran la importancia y efectividad de contar con un plan adecuado de recuperación ante desastres.

Personalización y adaptación del Disaster Recovery Plan

La personalización y adaptación del DRP es clave para garantizar la eficacia y adecuación del mismo a las necesidades de cada empresa. A continuación, se presentan las distintas consideraciones y recursos disponibles para lograr esta personalización:

DRP plan específico para cada empresa

Cada empresa tiene características y requerimientos únicos, por lo que es indispensable desarrollar un plan drp específico que se ajuste a sus necesidades. Esto implica identificar y evaluar los sistemas, aplicaciones y datos críticos de la organización, así como determinar los posibles escenarios de desastre a los que podría enfrentarse.

En esta etapa, se deben establecer procedimientos detallados, responsabilidades claras y líneas de comunicación efectivas para asegurar una respuesta rápida y coordinada frente a un desastre. También es importante definir los recursos humanos y técnicos necesarios para implementar y ejecutar el plan drp de manera eficiente.

Consideraciones según el tipo de empresa y sus necesidades

Cada empresa presenta particularidades en su infraestructura tecnológica, aplicaciones y procesos de negocio. Por ello, se deben tener en cuenta dichas características al diseñar el plan de Disaster Recovery.

  • Empresas de tamaño pequeño o mediano: Pueden optar por soluciones de DRaaS que les permitan externalizar parte o la totalidad del DRP. Esto les brinda acceso a recursos especializados y reduce la necesidad de contar con infraestructura propia.
  • Empresas de gran tamaño: Generalmente tienen recursos técnicos y personal especializado, por lo que pueden desarrollar internamente su plan de Disaster Recovery. En estos casos, se recomienda contar con una infraestructura de respaldo en un centro de contingencia o en la nube, para asegurar la disponibilidad de los sistemas críticos.
  • Empresas con presencia internacional: Deben considerar aspectos como las regulaciones locales, la disponibilidad de infraestructuras de respaldo en cada localidad y la comunicación transcultural en situaciones de desastre.

Consideraciones según el tipo de empresa y sus necesidades

Para aquellos que requieran asistencia técnica y recursos adicionales en la implementación y gestión del plan de Disaster Recovery, es importante contar con un proveedor especializado o consultoría externa.

Estos proveedores pueden brindar servicios de apoyo, como asesoramiento en la preparación del plan, auditorías de seguridad y pruebas de simulación de desastres. También ofrecen capacitación a los empleados y actualizaciones periódicas del plan, para mantenerlo actualizado y eficiente frente a los cambios tecnológicos y las nuevas amenazas.

Compartir:

LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Email

¡Contáctanos!


 *
 *
 *
 *
 
 
 1,false,5,Nota,2

Autor:

Artículo publicado:

Compartir:

LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Email

¡Contáctanos!


 *
 *
 *
 *
 
 
 

Tu partner IT de confianza

¿Quieres conocer más?

¡Contáctanos!