¿Qué es un servidor proxy y cómo funciona?

proxy

Hoy en día, casi cualquier persona que navegue por Internet desde un lugar público o bien desde una red empresarial ha hecho servir un servidor proxy, la gran mayoría de veces sin saber que este se está utilizando. Es una tecnología muy conocida en el mercado, no obstante, suele costar entender bien que es y cómo funciona proxy.

En este artículo te explicamos de manera muy sencilla qué es y cómo funciona, después, que tipos de servidores proxy existen y cuando necesitamos uno.

¿Qué es y para qué sirve el proxy?

Conceptualmente, un servidor proxy es un equipo informático que actúa como servidor intermediario, lo que significa que este se utiliza como un “enlace” o enrutador entre el origen y destino de una comunicación o solicitud. Dicho de otro modo, actúa como intermediario para las solicitudes de los clientes que buscan recursos de los servidores que proporcionan servicios o contenidos.

Se podría decir que el proxy es una interfaz de comunicación que actúa como intermediaria entre dos sistemas informáticos, como por ejemplo, tu equipo y la propia red.

Por ejemplo, cuando se utiliza un servidor proxy y un usuario se quiere conectar a una página web en Internet, no lo hace directamente, sino que le envía la solicitud al proxy, éste la recibe e interpreta, haciéndola llegar al servidor web que aloja la página. El servidor web responde al proxy y este devuelve la respuesta hacia el usuario de manera instantánea.

¿Qué tipos de servidores proxy existen?

La situación estratégica de punto intermedio le permite al servidor proxy ofrecer diversas utilidades como por ejemplo: control de acceso, caché web, restricción a determinados tipos de tráfico, registro del tráfico, mejora del rendimiento, etc. Por ello, se dice que hay diferentes tipos de servidores proxy.

Proxy transparente

Un proxy transparente es un tipo de servidor proxy que también se le conoce por “proxy forzado”. Este tipo de proxy básicamente tiene las mismas funciones que un proxy web pero con la diferencia de que este no debe configurarse en el navegador de los equipos de la red, de ahí el nombre “transparente”.

Proxy cache

Un proxy cache es un tipo de servidor proxy que se utiliza como servidor intermediario para cachear contenido, normalmente suele ser contenido estático como: HTML, imágenes, CSS, etc. Al cachear este contenido se sirve mucho más rápidamente el recurso que los usuarios piden.

Proxy inverso

Un proxy inverso es un tipo de servidor proxy que se utiliza delante de diferentes necesidades, como por ejemplo: proporcionar acceso a Internet a los usuarios de una red, balancear el tráfico desde servidores web o proporcionar algún tipo de cache para los archivos que más se demandan.

Proxy NAT

Un proxy NAT es un tipo de servidor proxy que se utiliza principalmente para enmascarar o proteger las verdaderas IP que acceden Internet. Se puede utilizar de diferentes formas y con diferentes configuraciones, la más conocida y utilizada por los usuarios para tener cierta privacidad es la llamada “masquerading” que básicamente trata de lo dicho anteriormente, hacer que todas las IP de la red local al salir a Internet, salgan con la misma IP, es decir la IP publica y que además al volver a la red local lo hagan con la IP local.

¿Cuándo necesito un servidor proxy?

El hecho de utilizar un proxy se puede dar por diversas razones, puede ser, por causas ligadas directamente a necesidades tecnológicas, necesidades de privacidad o de cuidado de la información personal, etc. Los diferentes escenarios en los que se puede necesitar un servidor proxy son:

Mitigar ataques DDOS

Hoy en día hay muchos proveedores que ofrecen herramientas AntiDDOS mediante el uso de proxy, de esta forma hacen posible que un sitio web esté protegido mientras los proveedores mitigan el ataque malicioso desde el servidor proxy, dirigiendo a los visitantes legítimos hacia tu página web ubicada en el servidor web real situado detrás del proxy.

Anonimato

Es el principal motivo por el cual las personas suelen buscar servidores proxy. Esto se da porque el proxy hace que el equipo origen de la comunicación no se conecte de forma directa al destino vía HTTP/HTTPS, sirve para enmascarar u ocultar nuestra dirección IP siempre que realicemos conexiones de cualquier tipo hacia Internet. Es uno de los servicios más solicitados por las organizaciones y particulares a los cuales desean proteger sus rastros en la red.

Balanceo de carga

Otro de los motivos por los cuales deciden utilizar un servidor proxy, para poder hacer posible el balanceo de carga y distribuir las solicitudes o peticiones de los usuarios de un sitio web hacia distintos servidores. Además, sirve para centralizar el control del ancho de banda usado por cada usuario de una red, esto suele darse la gran mayoría de veces en redes organizacionales.

Acceder a contenido restringido

En muchos países, ciertos contenidos de internet no están disponibles, esto en la mayoría de los casos se debe a censuras políticas por parte de gobiernos autoritarios, pues en estos casos un servidor proxy externo te permite acceder al contenido sin estas limitaciones.

Cacheo de recursos

Otra de las grandes utilidades que tienen los proxy es la posibilidad de realizar el cacheo de contenido. Esto mejora potencialmente la experiencia de los usuarios, almacenando en la memoria cache del proxy muchos de los contenidos que solicitamos a redes externas, optimizando y reduciendo el tiempo en el que se sirven dichos recursos.

Cómo conclusión…

Esperamos que con este artículo se hayan aclarado tus dudas o hayas aprendido un poco más sobre el mundo de los proxy y todas las utilidades que estos tienen, si tienes alguna duda o consulta, contacta con nosotros.